Facebook
Twitter
Youtube
Youtube
VerdadAbierta.com

La competencia internacional llegó y el mercado interno aún no está completamente ordenado. Los productores de pollo buscan salidas al exterior pero ruegan para que el ICA y el Invima abran la puerta de salida.

A pesar de que ya empezaron a llegar los cuartos traseros de pollo provenientes de los Estados Unidos (1.800 toneladas), las perspectivas de mediano plazo en el sector avícola son optimistas y se espera que al cierre de este año las ventas crezcan un 3%.

 Más allá de las cifras, el presidente de la Federación Nacional de Avicultores de Colombia (Fenavi), Andrés Fernando Moncada, destaca el esfuerzo de los empresarios en el salto que han dado para mejorar su productividad. “Las empresas producen 1’748.000 toneladas de pollo, participamos con el 9,83% del PIB pecuario y somos el 3,58% del PIB agropecuario”, expresa el directivo gremial.

 Las inversiones se han centrado en la incorporación de tecnología y en bioseguridad, pues más del 70% de las granjas ya están certificadas.

Ante los nuevos retos de la apertura comercial el sector entendió que necesita salir y ha hecho la tarea de identificar mercados potenciales. Los más atractivos son los países del norte de África, Oriente Medio y Asia.

Pero la gran talanquera es la falta de acción de las autoridades sanitarias. “Estamos preparados para competir afuera pero tenemos que seguir pidiéndole al gobierno que fortalezca al Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y al Invima, pues unas instituciones con buena capacidad técnica y diagnóstica,con laboratorios, equipos y personas con la formación suficiente es lo que nos dará el soporte para llegar a otros mercados”, asegura Moncada.

Según el dirigente gremial hay voluntad, pero las medidas de los últimos dos años no han sido suficientes para hacer de manera adecuada la vigilancia y el control en las plantas de sacrificio.

“Por ejemplo, no han sido capaces de poner a operar el decreto 1500 del 2007, que crea el Sistema Oficial de Inspección, Vigilancia y Control de la Carne para consumo humano, y entretanto acaban de sacar otra resolución que desmonta lo que se ya se había avanzado en ese sentido”, advierte.

Por su parte, el ICA ha venido desempeñando una función de vigilancia y control en el mejoramiento del estatus sanitario, con la ejecución de los programas aviares que han sido la base para lograr, por ejemplo, la apertura del mercado mexicano que desde noviembre le dio la bienvenida a los huevos colombianos. Semanalmente se están embarcando entre 20 y 25 contenedores con aproximadamente 6 millones de unidades.

De hecho, desde 2010 Colombia ostenta el estatus de país libre de Influenza Aviar, gracias a las actividades diarias de prevención y vigilancia que el ICA ejecuta con el fin de mantener vigente la autodeclaración. Por otra parte, los estudios de prevalencia de infección en Newcastle han demostrado que en las aves comerciales la enfermedad ha disminuido y que se puede continuar con un proceso de erradicación eficaz.

En cuanto a los temidos cuartos traseros de pollo, la desaceleración de la economía estadounidense ha impulsado el consumo de perniles en ese país porque resultan más baratos que las pechugas y con ello el incremento de su precio, lo que ha evitado una afectación para la industria nacional.

Devoluciones paralizadas Mario César Ocampo es el gerente de Nutriavícola, empresa familiar creada en 1975. Desde varios municipios del Valle del Cauca, donde tiene sede, ha buscado eficiencias productivas e investigado alternativas para generar mayor productividad con un juicioso control de costos y gastos.

De su producción, el 55% se va para Bogotá y Cundinamarca, el 35% al Valle y el 10% para Antioquia. Sobre las expectativas de este año, advierte que con la devaluación se sube el costo de las materias primas (maíz y soya) y, por otro lado, han vuelto a sentir más inseguridad en el campo.

También le preocupa la inestabilidad jurídica causada con la reciente reforma tributaria, al fijar nuevos plazos para la presentación de declaraciones de IVA, lo que afecta la caja de los avicultores. Pero lo más grave son las denuncias sobre demoras para la devolución del IVA por parte de la Dian, que se está tomando hasta seis meses, cuando el plazo que fijaba la norma era de 50 días prorrogables hasta 90.

A pesar de las dificultades, el sector tiene una buena dinámica debido a los procesos de integración, la formalización, las suficiencias productivas y el cambio generacional que se está dando en las organizaciones. En el caso de Nutriavícola proyecta una inversión alta para ampliar la capacidad de producción, que se encuentra en 7.500 toneladas.

Oportunidades:

• La avicultura es un sector que ha hecho grandes inversiones en tecnología. Hoy la eficiencia y el rendimiento de una granja colombiana se pueden comparar con los de los mejores productores como Brasil y Argentina.

• Los mercados más atractivos son los países del norte de África, Oriente Medio y Asia.

Amenazas:

• Las entidades sanitarias no dan la talla. Se necesita de un ICA y un Invima fuertes para cumplir con los requisitos en materia de salud animal e inocuidad de las plantas de procesamiento.

• El precio de la pechuga americana cayó de 8 dólares a 2 dólares. Según Fenavi, lo grave es que fue negociada con el cero por ciento de arancel en el TLC y puede competir en mejores condiciones de precio.