Facebook
Twitter
Youtube
Youtube
VerdadAbierta.com

La campaña para impulsar el consumo de cerdo en Colombia ha resultado tan efectiva que se están viendo los resultados de mayor consumo de las familias. Sin embargo, como no hay dicha completa, la producción local se está quedando corta ante la demanda creciente.

Los productores de cerdo en Colombia están viviendo dos años atípicos. En el 2013, y en lo que va del 2014, han visto cómo los precios de la carne que producen se han incrementado y se han sostenido arriba. Eso no es un comportamiento habitual en el país y, de hecho, una de las quejas frecuentes de los empresarios había sido los precios bajos que se derivaban de una demanda pobre. Pero la torta se volteó, ahora los colombianos están encantados con la carne de cerdo y la oferta se está quedando corta.

Y es que desde hace unos tres años los porcicultores decidieron emprender una agresiva campaña en medios de comunicación dedicada a tumbar los mitos que se tienen acerca de la carne de cerdo y las enfermedades que podría producir. Eso ha dado el resultado esperado y ahora el consumo per cápita de carne de cerdo en Colombia es de 7 kilos al año.

Hace apenas cinco años, antes de que se iniciara la estrategia de comunicaciones, era de 3,5 kilos. Un dato que podría resultar muy satisfactorio para la industria, si no fuera porque aún está lejos del estándar internacional que es de 17 kilos de carne de cerdo per cápita al año.

Sin embargo, la industria enfrenta problemas para atender la demanda. El tema es que crecer en este negocio no es tan fácil. Hay unos protocolos de salubridad para producir esta carne, de tal manera que eso representa unas inversiones considerables. Por ejemplo, para montar una granja de 500 cerdos hembras de cría se requieren inversiones de al menos unos 5.000 millones de pesos. Adicionalmente, la industria debe cumplir con una normativa ambiental que pone aún más alta la barrera de acceso.

La mayor demanda del producto ha hecho que las importaciones de producto crezcan. De acuerdo con cifras de la Asociación Colombiana de Porcicultores, Colombia pasó de importar ocho mil toneladas de corte de carne en 2010 a 16 mil toneladas a mayo de 2013. Pero lo más grave es que se trata de carne congelada que en algunos casos se descongela para venderse como carne fresca, con algunas consecuencias en la calidad del producto.

Para el gerente comercial de Cecafé, la cooperativa de producción de cerdo del Eje Cafetero a la que pertenecen 24 criaderos, el principal reto que tiene la industria de producción y comercialización de carne de cerdo es la construcción de marca como lo hace la industria del pollo. Cercafé hizo lo propio y abrió su primer punto de venta al público, al mejor estilo de las marcas de pollo. Pero la experiencia ha sido difícil, apenas se logró el punto de equilibrio, aunque esperan mejorar hacia el futuro.

Hay unos cerdos intrusos

Si el sector de la agricultura en su conjunto ha sido una víctima del contrabando, el de la porcicultura tiene un riesgo adicional: el sanitario. Colombia no se ha podido declarar como territorio libre de peste porcina porque siempre están ingresando animales de Venezuela y Ecuador, sin los requisitos sanitarios que se necesitan. A finales del año pasado la Asociación Colombiana de Porcicultores denunció que mensualmente entran de Venezuela más de 8.000 cerdos de contrabando, lo que genera zozobra entre los criadores por la posible entrada de enfermedades y las pérdidas económicas.

Este sector está conformado por unas 3.800 empresas, de las cuales tan solo unas 45 son grandes compañías. En total, el sector genera alrededor de 90 mil empleos directos e indirectos. De acuerdo con Carlos Maya, presidente de la Asociación Colombiana de Porcicultores, la producción de carne de cerdo ha venido creciendo a un ritmo de 8% anual durante los últimos diez años. Actualmente, es de 250 mil toneladas de carne lo que equivale a 3 millones de cabezas de cerdo sacrificadas al año. Según una encuesta de opinión industrial adelantada por el gremio, 50% de los encuestados tiene pensado crecer su producción y el 45% mantendrá los niveles actuales.

Oportunidades

• La carne de cerdo es la más versátil de todas, tiene alrededor de 24 cortes con los cuales se pueden hacer todo tipo de preparaciones.
• El aumento del poder adquisitivo de la clase media ha incentivado la demanda.

Riesgos

• El contrabando está presente y campante. Entran animales vivos, especialmente, desde Venezuela.
 La tramitología que tienen que realizar los empresarios en temas de salubridad hace difícil el ingreso al sector.